Bueno, hoy es mi primer día fuera de casa de Richo, mi tío, después de 4 años.

Ha sido un día intenso, como todos esos días de cambios radicales. Y, a lo mejor, ni es radical, es solo intenso.

Está chida la aventura, por lo pronto. El Richard y el Abelini se han portado muy chidos conmigo... aunque, he estado algo nervioso porque, una cosa, es ser compas y, otra, vivir juntos. El Richard se ha portado muy amable hasta ahora. El Abel hasta me prestó su cama!

Hoy, primero, el Richard me hizo carne asada de comer y, al terminar, lavamos los platos y los acomodamos entre los dos. Intento ser lo más servicial que pueda para que me acepten con más ganas.

Me va a tocar dormir abajo, en la bodega, pero no hay pedo; está chido. Tengo internet, tengo mi compu y una camita... "qué más quiere joven?"

Me siento con ánimos y con miedo... pero no me rajo! Mañana es día de buscar chamba! También quiero dedicar algún tiempo para buscar un cuarto donde dormir. No es que me moleste en donde estoy... es solo que, la neta, no quiero incomodarlos. Prefiero buscar algo muy austero y llevarla tranquila con mis compas estos.

A ve que contratiempos me toca sortear...

Me awitó mucho el Ati, mi carnal, cuando nos despedimos. Estaba bien triste y asustado yo creo. El Negro también tenía cara de "waaaaaaaah". Se portaron bien lindos los dos. Los quiero mucho.