Como me gustaría, a veces; como ahora, ser un pendejo más de este planeta. Los pendejos y los vanales son muy felices; se conforman con todas esas formas, momentos y actividades, de la vida diaria, las cuales son para distraer mentes que no quieren poner atención.

En estos días; en los que he estado callado y conmigo, y en los que me han invitado a "convivir" con la raza de mi edad, se ha acentuado mucho mi percepción del porqué no me gusta ir a una fiesta; a pistear, y a "cotorrear" con muchachitas y muchachitos de mi edad y, en general, a divertirme.

Y qué es divertirse? Es, acaso, irse a pistear hasta perder suficiente control como para animarme a reirme sin que me importe si me estan viendo?, o ir a decirle, a la vieja que me gusta, que me gusta?, o decirle, a la que ya comparte mi vida, cómo me siento realmente?... o es nomás para no quedarme, sentado, en mi casa, conmigo y pensando en muchas cosas que emergen en la presencia del silencio?

La vida social no es para mí; es pura distracción. No me gusta convivir con gente a la que no le gusta estar consigo misma.

Además, las fiestas, hoy, son para enagenarse y aislarse de la realidad. Sueno como viejito pero, y la alternativa?

Qué tal una fiesta en la que nadie se desvía de la realidad y convivimos en plan sano? No me refiero a quitar los encuentros sexuales de las actividades pero, y qué de hacerlo en tus 5 sentidos?

Les cuesta tanto ser ellos mismos; no se atreven; están llenos de penas, vergüenzas y miedos. Todos los tenemos pero, creo, hay quienes tenemos, por convicción, enfrentarlos y superarlos y, la mayoría, en mi opinión, de uír, negar y ocularlos.

No estoy deacuerdo; no quiero participar en los encuentros recreacionales de la gente de hoy. No me gusta esto!

No quiero conocer a una muchacha en un antro; qué puedo esperar de ella? Sería muchas cosas que no me gustarían en mi pareja.

Quiero conocer amigos y amigas que estén en otro canal; no el común de hoy, en el otro... ese otro canal que te lleva a construir y a enfrentarte a la vida y a tí mismo. El canal en donde todos estamos locos y somos taaaan diferentes y no tan homogeneos como lo es la gente de hoy.

Quiero conocer a gente que esté loca... bien loca! Loquísima! Que me muestre otro mundo y otro universo! Una Amelie estaría muy chido!

No tolero tanta máscara y pretención; no son para mí y no las quiero cerca. Quiero conocer a gente valiente! Muchachas bonitas y libres y locas e inteligentes y plenas! Quiero amigos listos y soñadores! Quiero gente que no quiera lo que todos quieren porque todos lo quieren, sino, que quieran lo que ellos quieren porque ellos lo quieren.

Quiero conocer gente superior a mí; de las que pueda aprender mucho y me enseñen todo lo que no sé y ni sé que existe.

Me faltan confrontaciones! Me falta competir y conocer. Quiero personas que me cuestionen y me construyan!

Los creyentes, por creer en lo que ellos creen, entumecen estas cuestiones designándolas a un dios o ente que se encarga de todo lo que ellos no pueden o quieren comprender. Se ciegan y le dedican toda su "fé" a un ser, imaginario, y, ésto, los hace estar más tranquilos y esperanzados, lo cual es irreal.

Este mundo no fue hecho para mí. Este mundo es vanal, ciego y mudo. Como quisiera terminar mi vida o irme a un mundo en el que me si ensamble.

Me siento tan fuera de mi entorno y de mi ambiente.