Acabo de llegar de la AMBA, para variar. Entre que me quedé haciendo otras ondas y que estaba intentando configurar bien el pinche plone, nos dieron las 10, las 11 y hasta las 3am...

Bueno, como de costumbre cuando me quedo muy noche, le hablé a mis amigos de Taxi Express. Pinches coolos, empezaron cobrándome 50 y ya vamos en 80... ;=s

En todo caso, me mandaron a un chavo taxista. De principio, se me hizo medio mal encarado, el vato... luego, empecé a cotorrear y el wey me cayó bien. Resulta ser que, mi compa Fabricio, es mecánico de aviones! Si, qué cabrón, no? La onda es que el vato estudió eso y se quiere especializar en motores.

Él tiene un acento muy chido a cause de que, su jefe, que, por cierto, es mecánico aviador también con una especialidad "especial", los llevó a vivir a varios lados, entre ellos, Yucatán, D.F. y no me acuerdo cual otro.

De lo poco que me platicó de los modismos de Yucatán y todo ese pedo, el wey se vió muy cultivado, en cuanto a cultura se refiere, y con una actitud chida. Hasta cuando me bajé el vato se portó como muy amable y todo el pedo.

Este tipo de gente, multi-cultural, es con la que me gusta juntarme. Como que el hecho de que te das cuenta que la gente es diferente en todos lados y que tienen derecho a serlo y que no está mal, simplemente es diferente, te abre mucho el espectro y te expande el crieterio.

He pensado que, podría ser, nuestra (mía y de titi) actitud y mentalidad se deba mucho a que tenemos una revoltura cultural muy cabrona. Somos bien chidos por eso y, creo, tubimos la oportunidad de "contagiar" a nuestros amigos de un poco de eso.

Me encanta el hecho de saber que las cosas pueden ser siempre diferentes. Me gusta el hecho de que no haya absolutismos. Vivo feliz así. Si algo me aburre es llegar a creer que todos los días van a ser iwales!